fbpx

Mito o realidad? ¿Los carbohidratos son malos para tu organismo?

By admin
Date: 5-03-2019

Muchas veces habrás escuchado que los carbohidratos son malos para tu cuerpo y a la hora de hacer una dieta tratas de evitarlos para tener el cuerpo que deseas. Sin embargo, Figurella Colombia le preguntó al doctor Hugo Javier Gonzáles, médico y cirujano dedicado a la medicina estética, sobre todas esas dudas y mitos que tienes acerca de los carbohidratos, así como consejos para lograr una dieta balanceada al mismo tiempo que adoptas un estilo de vida que le de armonía a tu figura.

 

¿Son de verdad los carbohidratos malos para tu organismo?

No, es un mito. Los carbohidratos son la energía, la gasolina que tu cuerpo necesita para funcionar. Estos se encargan de darte energía a nivel cerebral y a nivel muscular ¡Son algo vital! Te ayudan a pensar, a llevar procesos cognitivos y físicos que realizas durante el día. Entonces, debido a que todos requieren energía y esa energía viene de los hidratos de carbono o azúcares, conocidos como carbohidratos, es preciso que los consumas. ¡LOS CARBOHIDRATOS NO SON MALOS!

 

De todos los alimentos que existen, ¿cuáles son los carbohidratos?

Existen carbohidratos simples o refinados, los cuales tienen poco valor nutritivo ya que son producidos como el azúcar de mesa, los dulces, las sodas y demás que son derivados de químicos. También existen los carbohidratos complejos que son naturales como los tubérculos, la papa o la yuca. Tu cuerpo tiende a procesar los carbohidratos simples mucho más rápido, es decir, que esos dulces y bebidas gaseosas se pueden convertir en depósitos de cúmulos grasos, en mayor cantidad que con los compuestos.

 

¿Cómo responde tu cuerpo al comer carbohidratos?

Los alimentos al entrar en tu organismo pasan por un proceso llamado metabolismo, en el cual lo que consumes será trasformado en energía que será llevada a todos tus órganos para que funcionen correctamente. Entonces, cuando comes carbohidratos, estos son trasformados por tu hígado, el encargado de convertir el azúcar en energía, para que ésta sea aprovechada por todo tu cuerpo, especialmente a nivel muscular y cerebral. Los carbohidratos se incluyen en una dieta balanceada, pero ¿Cuál es el verdadero balance? Siempre debe haber un balance entre lo que consumes y lo que eliminas, es en lo que te debes enfocar cuando quieres o vas a comenzar un tratamiento ¿Cuánta energía estoy consumiendo? ¿Cuánta de esa energía estoy aprovechando y mi cuerpo está utilizando? Sí la energía que estás consumiendo no es bien aprovechada o tienes una vida sedentaria, entonces empezarás a reservar y acumular grasa y esto se verá reflejado en tu peso, incluso más de lo que habías logrado perder. Sí eres de esas personas que consumen muy pocas calorías porque te encuentras haciendo una dieta para bajar de peso y vas al gimnasio a hacer ejercicio, es probable que tengas un desbalance que te traerá como consecuencias: mareo, trastornos, pérdidas de conocimiento y, a largo plazo, desnutrición.

 

¿Son los carbohidratos necesarios para tu cuerpo? ¿Qué los hace tan indispensables?

Todos necesitan obtener de cada grupo de alimentos una cantidad mínima para cumplir las funciones vitales. Ten presente que siempre requerirás un mínimo de carbohidratos para cumplir con tus procesos cerebrales, musculares y para obtener energía. El problema no radica en que sea dañino para tu cuerpo consumir carbohidratos, todo reside en la cantidad de energía de consumo versus la cantidad de esa energía que gastas.

 

¿Cuáles son los pros y contras de los carbohidratos?

Entre los pro de los carbohidratos podemos contar que estos, además de proporcionarte energía, son necesarios para que todos los órganos de tu cuerpo puedan cumplir sus funciones óptimamente. En contra, el problema no es si son dañinos o no, o si hay que consumirlos o no; sino que radica en las cantidades que consumes y gastas, así como en el tipo de carbohidratos que consumes, si son procesados o no. Para que lleves una vida sana recuerda que los carbohidratos pueden ser tus mejores aliados o tus peores enemigos, según lo decidas, por esto empieza a adoptar un estilo de vida mucho más saludable. Consume frutas, verduras, fibra y una buena cantidad de líquido para que tu organismo se mantenga energizado y no olvides hacer ejercicio.