Los azúcares, el exceso de sal, las carnes rojas y las grasas envejecen tu piel. Reduce su consumo y date el regalo de tener una vida sana.

Di ¡NO! a la vejez prematura evitando estos alimentos

Alimentación, Figurella, Figurella Connect / Publicado

¡Es definitivo! Ninguna de nosotras quisiera que nuestra piel luzca opaca, con ligeros signos de vejez, y que le reste frescura a nuestro rostro. Por ello, nos hemos tomado la tarea de hacer una pequeña lista de alimentos que podrían ocasionarte estos males. ¡Presta atención y equilibra su consumo dependiendo de las necesidades de tu cuerpo!

Y aunque no es precisamente un alimento, nos atreveremos clasificarlo dentro de esta lista negra pues también es ingerido por nuestro cuerpo. ¿De qué estamos hablando? Del alcohol. El consumo elevado de sustancias de este tipo le genera deshidratación a tu piel, y en consecuencia, arrugas.

Los azúcares. Comerlos sin ningún equilibrio, sobrecarga la insulina, afectando los vasos sanguíneos y acelerando el envejecimiento de la piel.

La sal. Una dieta baja en sodio contribuye a mantener la piel más joven. Los excesos aumentan la presión sanguínea, lo que hace que se reduzca la producción de colágeno natural, generando flacidez y un descolgamiento en la piel, además de provocar retención de líquidos.

Las carnes rojas. Aunque son necesarias en la dieta al aportar nutrientes básicos, te aconsejamos que solo las consumas 1 ó 2 veces a la semana, pues su alto contenido en carnitina, endurece los capilares precipitando el envejecimiento de la piel.

Los carbohidratos simples. Las harinas refinadas, las pastas blancas, etc., benefician la ruptura de la elastina y del colágeno en los músculos y en la piel, lo que conlleva a que esta sea más frágil, menos flexible y con más arrugas.

La comida muy picante. Si eres propensa a tener en tus piernas las llamadas arañas vasculares y pequeñas rojeces, deberás huir de las comidas que estén muy especiadas, ya que dilatan los vasos sanguíneos favoreciendo su ruptura.

Las grasas trans. Puede parecer repetitivo, pero el consejo no está de más. Estas, son las enemigas número uno de la salud. Se encuentran en las comidas procesadas, son unas auténticas bombas calóricas, muy bajas en nutrientes y unos tapones para las arterias. ¡No exageramos! La piel pierde elasticidad solo con mirar esos alimentos.